ORGCAS y Proyecto Tiburón

Cuna para las Ballenas
Foto: Levi Chandler

Una nueva perspectiva de la conservación de tiburones en el Mar de Cortés

POR: Frida Lara, Porfiria Gomez, Elena Herran and Sofia Martinez | @ORGCAS

Antes de que nuestra cultura tomara conciencia sobre el indispensable rol que tienen los tiburones dentro de los ecosistemas marinos, la novela de Peter Benchley después llevada al cine por Steven Spielberg, “Tiburón”, produjo un gran terror en todo el mundo, exponiendo a los tiburones a una caza indiscriminada.

El rápido e inmensurable crecimiento de la pesca industrial a nivel mundial, así como de la gran demanda de sus aletas en el mercado asiático, llevó a que las comunidades pesqueras locales concentraran su actividad en la captura de escualos. En los últimos años, hemos aprendido que los tiburones tienen una madurez tardía, un crecimiento lento y una baja fecundidad, características que los hacen altamente vulnerables a la pesca y que comprometen su recuperación poblacional.

Este año, un análisis publicado en la revista Current Biology concluye que un tercio de los tiburones, rayas y quimeras del mundo están ahora en peligro de extinción según los criterios de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). El Golfo de California no es la excepción; en estas aguas hemos sido testigos de la fuerte explotación pesquera de los años 90, misma que mermó las poblaciones de tiburones, hasta el punto de llevar a la extinción local al gran tiburón martillo gigante (Sphyrna mokarran) y poner en peligro crítico de extinción otras especies como el tiburón martillo común (Sphyrna lewini). Lejos estamos de aquellas épocas cuando Jacques-Yves Cousteau llamaba esta zona “el acuario del mundo”.

Actualmente, el pescador ribereño del Golfo de California se sostiene de la pesca de tiburón. Sin embargo, su labor cada día es más complicada ya que para encontrar el recurso tienen que salir —en algunas ocasiones— más allá de la milla 30, gastando anualmente más de 150,000 pesos en equipamiento para pesca, 260,000 pesos en la compra de un motor para iniciar la temporada y hasta 140,000 pesos al mes en gasolina.

La pesca ya no es como hace años. Antes en un buen día ganaban hasta 20 mil pesos. Hoy, en un día promedio pescan de siete a 10 tiburones; tomando en cuenta que cada uno tiene un valor promedio de 3,000 pesos, restando los gastos y dividiendo las ganancia entre el equipo de trabajo (dos o tres pescadores), cada pescador tienen una ganancia promedio de 600 pesos al día.

En medio de la incertidumbre sobre el futuro de sus poblaciones, existe un creciente interés por los beneficios económicos que los tiburones vivos brindan para el ecoturismo, tanto a escala local como mundial. Respondiendo a esa problemática actual, se plantea un enfoque sin precedentes:

Las Orgcas somos un grupo de mujeres con diferentes profesiones y perfiles, unidas por la conservación de los mares a través de la utilización de cuatro pilares principales: ciencia, educación, turismo y comunicación. Buscamos crear evidencia a través de la investigacion y recabar información para proveer soluciones para la conservación, así como comunicar la importancia que juegan los ecosistemas marinos, impulsando el cuidado y la protección de las áreas marinas comenzando por el Golfo de California, promovemos una sana coexistencia entre los seres humanos y la naturaleza.

Por ello, en Orgcas arrancamos con Proyecto Tiburón, cuyo objetivo es generar actividades productivas más sustentables para los pescadores ribereños de tiburón de la comunidad de Agua Amarga, en Baja California Sur. La primera fase consiste en capacitar a los pescadores para que puedan proveer servicios a los turistas que visiten la región; los apoyaremos con planificación, material, equipamiento y seguimiento para que esto se lleve a cabo.

A nivel mundial las comunidades costeras están comprobando que haciendo ecoturismo los tiburones valen más vivos que muertos. Se calcula que unos 590,000 observadores de tiburones gastan 314 millones de dólares al año, lo que supone un apoyo directo a 10,000 puestos de trabajo. El valor de los desembarques de las pesquerías de tiburones a nivel mundial es de unos 630 millones de dólares. Según las tendencias actuales, el número de observadores de tiburones podría duplicarse en los próximos 20 años, generando 780 millones de dólares en gastos turísticos en todo el mundo.

El turismo sustentable o de conservación no es la solución milagrosa, tenemos ejemplos como el de Indonesia, donde el turismo masificado acabó con el valor de la interacción con el tiburón ballena (Richodon typus). Por ello, es necesario trabajar en códigos de conducta y buenas prácticas, darle valor a la actividad y considerar la capacidad del ecosistema, sin afectar a las especies que queremos conservar.

Además, Proyecto Tiburón planea que en su siguiente etapa se diversifiquen las actividades económicas de la comunidad, haciéndolos más independientes de las temporadas de turismo y tengan un desarrollo integral considerando la conservación de sus recursos naturales.

“Todavía queda el diez por ciento de los depredadores tope. Todavía hay algunas ballenas azules. Todavía hay algo de krill en la Antártida. Todavía hay tiempo, pero no mucho, para cambiar las cosas”, Sylvia Earle.

COMENTA ESTE ARTÍCULO

Guarda mi nombre, correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.
Acepto el Aviso de Privacidad

ARTÍCULOS DE INTERÉS

Foto: Internet
LEER ARTÍCULO

La amenaza de la minería submarina

LEER ARTÍCULO

Foto: Michael Fishbach
LEER ARTÍCULO

Baja California Sur: santuario

¿Cómo tuviste tanta suerte para establecer tu base de trabajo de campo en Baja California Sur?” Esta es una pregunta que he escuchado una y otra vez...

LEER ARTÍCULO

Foto: Adrián Blanco
LEER ARTÍCULO

Una nueva visión para las Áreas

Cuando surgió la figura de Áreas Naturales Protegidas (ANP) en México, éstas buscaban conservar sobre todo los bosques que favorecían cuencas hidrológicas....

LEER ARTÍCULO

Foto: Ramón Castellanos
LEER ARTÍCULO

La Giganta y Guadalupe: guardianas

Baja California Sur no sólo es sus destinos de sol y playa; también es sus kilómetros y kilómetros de sistemas montañosos que atraviesan el estado...

LEER ARTÍCULO